InicioRegistrarseEntrada
TAROT DE ESTER Le saludo Huésped | RSS
Menú del sitio

Música

Estadística

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0

Formulario de entrada

 
 
 
 
Advertencia: Todas las preparaciones descriptas en esta página deben realizarse en un caldero de aluminio


Cocimiento de ajedrea para expulsar los parásitos instestinales


Pondremos a hervir en un caldero de aluminio un litro de agua al que verteremos 25 o 30 g de hojas de ajedrea.

Cuando arranque nuevamente el hervor apagaremos el fuego y dejaremos el recipiente tapado reposar hasta que entibie.

Colaremos la infusión y tomaremos 4 tazas diarias de la misma.

Nota:

La ajedrea (Satureja hortensis) es una de las plantas básicas para la elaboración de licores aromáticos y vermú.


Infusión emoliente de Amapola para inflamaciones cutáneas


Pondremos al fuego un caldero de aluminio con medio litro de agua destilada.

Cuando comience a hervir le añadiremos dos puñados de pétalos secos de amapola.

Apagaremos el fuego, dejaremos reposar tapado durante 15 minutos, filtraremos la infusión y la aplicaremos sobre la zona afectada con ayuda de una gasa de algodón o hilo.


Nota:


• La Amapola (Papauer rhoeas) es una planta anual de la familia de las papaveráceas a la cual también pertenece la adormidera.

• Los pétalos de amapola deben recogerse a primera hora de la mañana y dejarse secar sobre hojas de papel en un lugar cálido y seco.

 
Aceite de Enebro para la otitis


Llenaremos un frasco de cristal que disponga de cierre hermético con una tercera parte de bayas de enebro.

Vaciaremos las bayas en el interior de nuestro caldero y las machacaremos muy suavemente con una mano de mortero de madera.

Colaremos el jugo con un paño fino y lo exprimiremos muy bien a fin de que suelte toda la parte líquida.

Devolveremos el jugo al recipiente de cristal y lo terminaremos de llenar con aceite de oliva virgen.

Tras cerrar el frasco lo pondremos al baño maría durante dos horas a fuego muy lento.

Lo traspasaremos a un frasco esterilizado que tenga cuentagotas y, cuando tengamos otitis, nos aplicaremos una gota de aceite tibio de enebro en cada oído.


Nota:


El enebro (Juniperus communis) tiene las bayas del tamaño de guisantes, de tonalidad pardo-violáceo, que contienen una sustancia amarga llamada juniperina y que suelen recolectarse manualmente a finales de verano.

El enebro es uno de los ingredientes principales en la elaboración del licor conocido como ginebra.


Infusión tranquilizante y desinfectante de Espliego


Pondremos el caldero al fuego con un litro de agua. Cuando arranque a hervir le añadiremos 35 g de flores de espliego y
mantendremos la ebullición durante por lo menos dos minutos más.

Apagaremos el fuego y lo dejaremos reposar tapado.

Lo colaremos antes de tomarlo en infusión caliente o de aplicarlo tibio como desinfectante en llagas o heridas.
 


 
 
Alcohol de Espliego para eliminar el cansancio


Pon en tu caldero un litro de alcohol de 90° junto a 70 g de flores de espliego.

Pasados 15 días de la maceración, lo filtraremos y al mismo alcohol le añadiremos 30 g de esencia de espliego, dejándolo macerar 9 días más junto a la misma cantidad de nuevas flores de espliego.

Pasado este tiempo, lo volveremos a filtrar y lo guardaremos en recipientes herméticos situados en un lugar seco y oscuro.


Nota:
 
El espliego también recibe el nombre de lavanda (Lavandula spica o Lavandula ofñcinalis).

 Su nombre genérico se debe a que los romanos añadían sus flores al agua de baño.

 Las flores de lavanda desmenuzadas y puestas en saquitos tienen propiedades insecticidas.


Emplastes de Hierba Luisa para los dolores dentales


Aplicaremos sobre la mejilla correspondiente al diente o muela una compresa hecha con gasa, en la que habremos introducido dos puñados de hojas frescas muy machacadas, previamente escaldadas con agua hirviendo en el caldero.

Para reforzar su efecto, podemos aplicarnos local-mente unas cuantas hojas machacadas sobre la encía o pieza dental afectada.

 
Elixir digestivo de Hierba Luisa para combatir el vértigo


Pondremos el caldero al fuego con 1 litro de agua en la que disolveremos 4 cucharadas de miel de azahar.

Cuando esté tibia, pondremos a macerar, durante 15 días, 20 gramos de flores y hojas de hierba luisa.

Removeremos la maceración tres veces al día y cumplido el tiempo la filtraremos y nos tomaremos una copita después cada una de las comidas principales.


Nota:

la hierbaluisa (Lippia citriodora) es una planta de hojas lanceoladas y flores agrupadas en espiga que llega a sobrepasar el metro de altura.

 Tiene un delicioso aroma que nos recuerda al del limón.
 

 
Aceite de bayas de Laurel para agujetas y dolores musculares


Machacaremos enérgicamente cuatro puñados de bayas de laurel y las pondremos a calentar en el caldero, a fuego muy lento y sin dejar de remover hasta que el jarabe que vaya soltado empiece a hervir.

Apagaremos el fuego y exprimiremos y colaremos en caliente la esencia resultante, guardándola en un recipiente hermético.


Nota :


El laurel (Laurus nobilis) es un árbol que estuvo consagrado a Apolo.

Para los romanos sus hojas eran símbolo de la más alta distinción honorífica.

 Antiguamente, en épocas de epidemias, como prevención, se solían quemar hojas y ramas de laurel en la puerta de las casas.

En la actualidad, en muchas zonas rurales, se utiliza el laurel para ahumar los jamones.

 
Aceite de Manzanilla Romana para masaje relajante

Utilizaremos el caldero para poner al baño maría sin dejar de remover, con una cuchara de madera, cuatro puñados muy machacados de manzanilla.

Cuando empiece a desprender su característico olor, los cubriremos con medio litro de aceite de oliva y lo mantendremos a fuego muy suave durante dos horas y media, removiéndolo cada 10 minutos.

Filtremos la pócima en caliente con una tela fina y exprimiremos las flores presionándolas fuertemente.

Guardaremos el aceite en el interior de un tarro hermético dispuesto en un lugar fresco y oscuro.


Nota:

La manzanilla romana (Anthemis nobilis), en cosmética y perfumería se emplea para la elaboración de cremas hidratantes, tratamientos capilares, champú y productos específicos para aclarar el pelo.

Tiene el aspecto de la manzanilla común pero sus flores son de tono pálido y tienen un perfume más intenso.
 

 
 
Pomada antirreumática de Mejorana


Fundiremos al baño maría, utilizando el caldero, un Kg. de manteca de cerdo.

Cuando esté derretida y caliente, le añadiremos removiendo constantemente con una cuchara de madera, 400 g de mejorana muy finamente picada.

Dejaremos la pomada al baño maría durante 45 minutos más y apagaremos el fuego.

Manteniendo el caldero bien tapado, dejaremos que el ungüento repose durante 36 horas.

Pasado este tiempo lo pondremos nuevamente al baño maría durante dos horas más y lo filtraremos en caliente con un paño fino.

Guardaremos la pomada en frascos esterilizados de cierre hermético.
 
 
Nota:

La Mejorana era utilizada para elaborar polvos estornutatorios que despejaban las vías nasales de una manera más sana que el rapé, que no deja de ser picadura de tabaco aspirado elaborado con la hoja cortada algún tiempo después de que haya madurado.
 
Si quieres algún  otro hechizo de salud dirigete al foro de el rincon de las brujas y lo pondremos aqui.
 


                                                                                                                                             




Archivo de registros

Calendario
«  Octubre 2017  »
LuMaMiJuViSaDo
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031

Busqueda

Consultas Tarot
Block content

Copyright by Ester & |^o_o^|
Constructor de sitios web gratuito - uCoz